Cumplimiento del laboratorio conforme a las leyes y normas oficiales mexicanas

Por su conformidad y posesión de lo siguiente, un laboratorio debe cumplir con la Norma Oficial Mexicana NOM-007-SSA3-2011 para el manejo y operación de laboratorios clínicos:

  • Áreas bien definidas, impecables y ordenadas.
  • Manuales de organización, administrativos, analíticos, de toma y transporte de muestras, de operación y mantenimiento de equipo, de residuos biopeligrosos e infecciosos.
  • Análisis diarios de materiales comerciales con valores establecidos como parte de un procedimiento interno de control de calidad que produzca resultados precisos.
  • Estudio y observación del material de laboratorio que cumpla con los estándares de calidad para ser empleados, tales como equipos de infusión, equipos de medición de masas, equipos de investigación científica, etc.

Del mismo modo, el laboratorio debe estar inscrito en el programa de garantía de calidad PACAL, que permite a la agencia supervisar continuamente al personal del laboratorio. Este programa ha tenido excelentes resultados, situando a 2350 laboratorios de todo el país en diferentes especialidades, incluyendo química clínica, parasitología, uroanálisis, hematología, inmunología y bacteriología.

Además de contar con un contrato con una empresa recolectora de residuos peligrosos, el cual clasifica e inactiva correctamente los residuos generados en las instalaciones para cumplir con la Norma Oficial Mexicana NOM-087-ECOL-SSA1-2002 para la recolección, transporte y disposición final de residuos peligrosos biológico-infecciosos.

¿Qué es PACAL?

Es un programa de control de calidad para laboratorios clínicos tanto públicos como privados.

La misión de esta organización es salvaguardar y mejorar la calidad analítica de los laboratorios clínicos y por lo tanto el acceso de la población a los servicios de salud.

Con el objetivo de hacer cumplir la Norma Oficial Mexicana en los laboratorios clínicos, que ordena el control de calidad interno, así como la participación y acreditación en un programa externo de evaluación de la calidad, se compromete a vigilar la calidad analítica de los resultados a través de la evaluación y el logro de la excelencia en la calidad.

Permite detectar e investigar los factores que influyen en la calidad analítica de los laboratorios.

Busca respuestas a los errores, los plantea y comparte lo aprendido evitándolos y corrigiéndolos.

Fomenta la cultura de la calidad del laboratorio e imparte formación sobre control de calidad al personal que trabaja en él.

NOM, un bien necesario y omnipresente

Siempre se tiene una cosa en mente cuando se compra un producto o se paga por un servicio: que sea de buena calidad y que cada peso que se gaste valga la pena. Esto es posible, entre otras cosas, en un mundo globalizado y en un país competitivo, gracias a las Normas Oficiales Mexicanas (NOM), que tienen la crucial labor de regular los estándares o procedimientos de producción de casi todo lo que se encuentra en la vida cotidiana.

Las especificaciones, rasgos, lineamientos, características o estándares de bienes, procesos, instalaciones, sistemas, actividades, servicios, técnicas de producción u operaciones son establecidas por las Normas Oficiales Mexicanas (NOM). Deben ser observadas por las empresas mientras prestan un servicio o venden un producto con un solo objetivo: mantener la seguridad de las personas.

El Gobierno Federal las estableció con tres propósitos: el primero, proteger los bienes naturales de México; el segundo, proteger las vías generales de comunicación como las carreteras y las telecomunicaciones; y el tercero, garantizar que casi todo lo que las rodea sea de suficiente calidad y seguridad para que las personas no sufran un accidente y que se cuente con la información necesaria sobre los productos para una mejor decisión de compra.

Basta con solo echar un vistazo alrededor para ver la importancia de las NOM. Si se encuentra en casa, por ejemplo, se puede ver que hay un sistema eléctrico que suministra energía a todo el complejo y que está construido con requisitos de alta calidad para evitar cortocircuitos y controlar el voltaje. Por ello, el riesgo de recibir una descarga que dañe los aparatos eléctricos es muy reducido.

Las Normas Oficiales Mexicanas (NOM) tienen una vigencia de cinco años y aseguran la calidad de todos los productos y servicios que los usuarios consumen diariamente. Además, deben ser producidas y consideradas por los Comités Consultivos Nacionales de Normalización (CCNN), que son grupos que trabajan en nueve secretarías y que agrupan a las instituciones que dependen de ellas.

Estos comités están conformados por funcionarios gubernamentales, académicos y especialistas en el tema. Del mismo modo, se incluyen proveedores de servicios, instituciones de investigación científica y comerciantes. Las Normas Oficiales Mexicanas son preparadas y emitidas por 16 entidades de normalización.

Actualmente existen 736 normas vigentes que buscan garantizar la seguridad, la calidad y el excelente servicio de todos los artículos y servicios que se utilizan diariamente.